noviembre
28

El vicepresidente de la entidad, Jorge Familiar, aseveró que  “desde el punto de vista de la inflación, a partir de 1 millón por ciento de inflación (…) estamos hablando de unos niveles de hiperinflación que tampoco se habían visto en nuestra región”

 

Caracas.- El vicepresidente del Banco Mundial para América Latina y el Caribe, Jorge Familiar, señaló este martes 27 de noviembre que “el crecimiento para la región en su conjunto con Venezuela es 1.7 % para este año y de 2.3 % para el año que entra, mientras que excluyendo a Venezuela es de 2.5 % y 2.6%. Entonces, es un impacto importante en la caída de la economía venezolana”.

Familiar afirmó que  “desde el punto de vista de la inflación, a partir de 1 millón por ciento de inflación (…) estamos hablando de unos niveles de hiperinflación que tampoco se habían visto en nuestra región”.

Finalmente, destacó que “la migración venezolana ya es comparable con las grandes migraciones que han ocupado los titulares. Es comparable desde el punto de vista de la magnitud con la migración de Siria”.

 

Escuche “Hiperinflación”, un podcast de Prodavinci

POR Prodavinci

Durante el siglo veinte, Venezuela tuvo una de las inflaciones más bajas del mundo. En 2018 la inflación superará el millón por ciento. Es apenas el segundo país en sufrir del fenómeno hiperinflacionario durante este siglo.

Este es el primer episodio de “Economía venezolana, una explicación”, una serie que busca explicar tres temas: la hiperinflación, el default sobre la deuda pública y la caída en la producción petrolera.

Esta serie es parte del proyecto Economía Venezolana: una discusión pública, un proyecto diseñado para debatir e identificar consensos en relación a las distintas propuestas formuladas con el fin de solucionar los problemas que sufre Venezuela en materia de hiperinflación, sector petrolero y deuda pública externa.

“Hiperinflación”, un podcast de Prodavinci

Ángel Alayón: Hay palabras que siempre dan miedo. “Hiperinflación” es una de esas palabras.

Helena Carpio: Estás escuchando Hiperinflación, un podcast que forma parte del proyecto Economía venezolana: una discusión pública, un proyecto de Prodavinci.

Ángel Alayón: Vamos a promover una discusión sobre cómo entender y cómo atender los problemas económicos venezolanos.

Helena Carpio: Visita prodavinci.com. Allí encontrarás otros podcasts, opiniones de expertos y más material sobre cómo se podría resolver la crisis.

Ángel Alayón: Comenzamos.

Helena Carpio: Venezuela fue un país de precios estables durante buena parte del siglo veinte. Entre 1951 y 1978, los precios subieron en promedio 2,9% al año. Teníamos una de las inflaciones más bajas del mundo. Sin embargo, a partir de la devaluación del 18 de febrero de 1983, el llamado Viernes Negro, los precios comenzaron a subir a velocidades inusuales para la economía venezolana.

[Audio de archivo] “…un convenio cambiario, suspendiendo las ventas de divisas extranjeras durante los días lunes 21 y martes 22 de febrero del año en curso”

Helena Carpio: En el mismo momento en que se rompió aquel mítico tipo de cambio de 4,30 bolívares por dólar comenzó un largo período de inflación crónica.

Ángel Alayón: La inflación es el aumento generalizado de los precios de los bienes y los servicios. Cuando hay inflación, las personas se empobrecen y la calidad de vida se deteriora porque cada vez pueden comprar menos con su dinero.

Helena Carpio: La inflación promedio durante el periodo presidencial de Luis Herrera fue de 13%. En las elecciones de 1983 Jaime Lusinchi derrotó a Rafael Caldera.

Helena Carpio: La inflación durante el último año de Lusinchi llegó a 36%.

Ángel Alayón: El impulso inflacionario era evidente.

Helena Carpio: Lusinchi expandió el gasto público y mantuvo un control de cambio con un bolívar sobrevaluado, que estimuló las importaciones y consumió las reservas internacionales. Nunca estuvo en su mente llevar a cabo un programa de ajustes. Se lo confesó a Nelson Bocaranda en una entrevista, a tres meses de su salida del poder:

[Audio de archivo] “¿Por qué no tomé las medidas? Ésa es una buena pregunta. Pues sencillamente porque no estaba de acuerdo con ellas y porque no era el momento histórico oportuno ni era propicio a que se tomasen medidas de ajuste que requerían de un gran respaldo político que no era dable obtener en la circunstancia electoral. Es un problema de dimensiones. Es un problema de dosis, como me gustaría decir como médico”

Helena Carpio: Carlos Andrés Pérez llegó al poder por segunda vez en 1989. El país no tenía prácticamente reservas internacionales. Pérez implementó un conjunto de medidas fiscales, cambiarias, comerciales y financieras, con el fin de disminuir el déficit fiscal y eliminar los controles de cambio y de precios.

Ángel Alayón: El objetivo era restablecer los equilibrios macroeconómicos y crear un entorno apropiado para la inversión y el crecimiento.

[Audio de archivo] “Las medidas que anuncio al país en materia económica no pueden estar desligadas de decisiones dirigidas a fortalecer la calidad de la vida y a preservar el ingreso real de las mayorías nacionales. Estoy persuadido de que no habrá vacilaciones ni titubeos en el camino que impone la construcción de la Venezuela moderna. Seguro estoy de la comprensión y el esfuerzo unitario, concertado y solidario de todos los venezolanos sin ningún tipo de discriminaciones. No los defraudaré”

Helena Carpio: En menos de dos semanas, el gobierno de Pérez tuvo que enfrentar el estallido social que luego fue conocido con el nombre de El Caracazo.

Ángel Alayón: Las medidas de Pérez se implementaron a lo largo de 1989. Durante ese año, la inflación llegó a 81%. En 1990, la tasa bajó a 37%, mientras que en 1991 fue de 31%.

Helena Carpio: El gobierno de Carlos Andrés Pérez enfrentó dos intentonas de derrocamiento en 1992. Una de ellas liderada por el entonces teniente coronel Hugo Chávez Frías. Ese año, la tasa de inflación fue de 32% y, de acuerdo con cifras oficiales del Banco Central de Venezuela, la economía estaba creciendo.

Aunque sobrevivió políticamente a un estallido social y dos levantamientos militares, Pérez fue destituido en 1993 por el Congreso Nacional, tras una solicitud de antejuicio de mérito hecha por el Fiscal General, Ramón Escovar Salom.

[Audio de archivo intervenido musicalmente por Alonso Toro] No me perdonan que haya sido dos veces presidente por aclamación popular; no tengo inconveniente en confesar que hubiera preferido otra muerte”.  

Ángel Alayón: Para ese entonces, lo peor de la crisis económica ya había pasado. Y muchos consideraban que el programa de ajustes estaba dando resultados. Sin embargo, el país se enfrentaba a una crisis política. En 1993, la inflación fue de 46%. Las medidas económicas pasaron a un segundo plano. El asunto es que la economía no sabe esperar…

Helena Carpio: 1993 fue un año electoral. Por primera vez en la historia democrática, todos los candidatos a la presidencia hablaban de inflación y de medidas económicas.

[Audio de archivo] “A raíz de los dolorosos acontecimientos del 27 y 28 de febrero de 1989, le manifesté: Señor Presidente, esa política económica le producirá daños muy grandes al pueblo venezolano. Usted y su partido serán responsables. ¡Revise lo que le están diciendo esos técnicos, que sabrán mucho de teoría pero que no conocen la realidad de nuestro pueblo!”

Helena Carpio: Rafael Caldera ganó las elecciones presidenciales el 5 de diciembre de 1993 con el 30,46% de los votos.

Ángel Alayón: Y de nuevo las cifras. Durante el gobierno de Carlos Andrés Pérez, el promedio de la inflación anual en el país fue de 48%. Sin embargo, fue durante el gobierno de Rafael Caldera cuando la inflación alcanzó su máximo histórico 103% en 1996.

Helena Carpio: Nunca antes en Venezuela se había registrado una inflación anual de tres dígitos. Aún se estaba muy lejos de hablar de hiperinflación. Sin embargo, estos niveles de inflación crónica prepararon el terreno político para que en 1998 llegara al poder el candidato Hugo Chávez Frías, tras una campaña cuyo discurso, entre sus ejes principales, tenía una crítica a los procesos inflacionarios durante las décadas anteriores.

Una vez en el gobierno, Hugo Chávez empezó a implementar una serie de políticas que sentaron las bases del fenómeno hiperinflacionario: el control de cambio en 2003, los controles de precios, el aumento del gasto público, la estatización de empresas y el inicio de las expropiaciones son apenas algunas de las medidas que generaron el caldo de cultivo hiperinflacionario.

Ángel Alayón: La clave para entender la hiperinflación en Venezuela es la pérdida de autonomía del Banco Central.

Helena Carpio: Muchos países tienen regulaciones muy duras para impedir que el Banco Central emita dinero para financiar el déficit fiscal. Un país se encuentra en déficit fiscal cuando sus gastos superan a sus ingresos.

Ángel Alayón: Los países aprendieron que deben poner obstáculos institucionales que eviten que los gobiernos sucumban a la tentación de financiar el gasto público a través de la banca central. Por eso se habla de la necesidad de que los Bancos Centrales sean autónomos.

Helena Carpio: Son disposiciones legales que están en las constituciones, como en la Constitución de Venezuela de 1999. Sin embargo, incluso abogados constitucionalistas como el entonces diputado oficialista Carlos Escarrá parecían no estar de acuerdo.

[Audio de archivo] “Hablar hoy, o defender hoy, la autonomía del Banco Central de Venezuela equivale a defender al gobierno de Carlos Andrés Pérez, equivale a defender el paquetico Rodríguez, equivale a defender todo ese tipo de cosas” 

Helena Carpio: Todo el país fue testigo de cómo el entonces presidente Hugo Chávez hizo que el Banco Central de Venezuela comenzara a financiar directamente al gobierno.

Ángel Alayón: Chávez logró que el Banco Central de Venezuela le entregara a su gobierno parte de las reservas internacionales: el episodio del famoso millardito.

Helena Carpio: En 2003, durante una transmisión de Aló Presidente, Hugo Chávez pidió al Banco Central de Venezuela “un millardito”. En la alocución aseguró que si el Banco Central se negaba, Chávez recurriría a una acción judicial con el Tribunal Supremo de Justicia. El Banco Central creó un concepto que le permitió satisfacer la demanda de Chávez: las reservas excedentarias. Y así procedió a entregarle al ejecutivo parte de las reservas internacionales.

[Audio de archivo] “¿Ustedes se acuerdan del millardito, y cómo se burlaron algunos del millardito que pedía Chávez? Bueno, ese millardito ya va por, ¿cuánto, Giordani?, anoche estábamos viendo, como 60 millarditos”

Ángel Alayón: Cuando los gobiernos no pueden financiar sus gastos de forma convencional y recurren al Banco Central, los ciudadanos terminan pagando con mayores precios. Es decir, con inflación. Como se dice en economía: no hay almuerzo gratis.

Helena Carpio: Imagina una familia como cualquier otra, que tiene ingresos y tiene gastos. Cuando los gastos superan los ingresos, se genera un déficit que debe ser financiado. ¿Qué pasaría?

Ángel Alayón: Esa familia podría endeudarse, pidiéndole dinero prestado a familiares y amigos o usando la tarjeta de crédito. Por otro lado, también podría utilizar algo de los ahorros y reducir sus gastos. Pero no tiene otra opción de financiamiento. Tarde o temprano, o tendrán que bajar sus gastos o subir sus ingresos, si pueden.

Helena Carpio: Cuando los gobiernos gastan más dinero del que ingresa, se encuentran en déficit fiscal. Y un déficit fiscal debe ser financiado. Cuando un país se encuentra en esa situación, lo más común es que intenten resolverla aumentando los impuestos, cobrando impuestos nuevos o contrayendo deuda. Pero los gobiernos tienen otra forma de financiarse que no está disponible para las familias.

Ángel Alayón: Crean dinero como por arte de magia. Es lo que algunos llaman “encender la maquinita de imprimir dinero”. Una manera de decir que el gobierno, utilizando el Banco Central, empieza a inyectar dinero en la economía para pagar sus gastos.

Helena Carpio: Los economistas consideran que un déficit fiscal muy grande, que no puede ser financiado convencionalmente, es peligroso para una economía. En 2007, Venezuela tenía un déficit fiscal cercano al 3% de su Producto Interno Bruto. En 2014, ese déficit había crecido a 23% del Producto Interno Bruto, casi un cuarto del tamaño de la economía. El más alto de la región.

Ángel Alayón: En el mismo periodo Venezuela triplicó su deuda financiera y, efectivamente, agotó las vías convencionales para cubrir su déficit fiscal. Desde entonces, el Banco Central de Venezuela ha aumentado de forma considerable el financiamiento del gasto público, principalmente a través de préstamos a PDVSA. Ésa ha sido la principal forma de inyectarle dinero a la economía.

Helena Carpio: Cada vez que el gobierno decide otorgar un bono o aumentar el salario mínimo estando en una situación de déficit fiscal, recurre a emitir dinero para financiar esos gastos. El problema es que en la economía no hay magia.

Ángel Alayón: El principal inconveniente que le genera a una economía la inyección de dinero creado para financiar el déficit es que se pone una mayor cantidad de dinero en la calle a perseguir la misma cantidad de bienes. El resultado de esto es inevitable: al crearse una disposición a pagar artificial mayor por los bienes, los precios suben. Es decir: se produce más inflación.

Helena Carpio: En el año 2010, la economía venezolana conducida por Hugo Chávez Frías registraba la mayor inflación del mundo: 28%. Desde entonces, cada año, Venezuela ha estado entre las 10 economías con mayor inflación del mundo.

Ángel Alayón: En 2012, la expansión del gasto público y el aumento de las importaciones aminoraron artificialmente la escasez que habían generado las políticas públicas. Eran síntomas de lo que venía.

Helena Carpio: Semanas antes de las elecciones presidenciales de 2012, ya las consecuencias de unas políticas económicas erradas eran más que palpables: escasez de medicamentos y alimentos, fracaso de las políticas de producción y distribución de alimentos,  reventa de productos regulados escasos y más inflación. En resumen: se trataba de un año electoral, y botaron la casa por la ventana, y eso siempre tiene consecuencias.

Ángel Alayón: En su Memoria y Cuenta de 2012, a Hugo Chávez no le quedó otra opción que asumir que la inflación era un problema, aunque no reconociera la responsabilidad de sus políticas económicas

[Audio de archivo] “Ciertamente que la inflación de alimentos es alta. Sí. Ciertamente. Ahora, ustedes deben saber que el Estado y el gobierno, entre otras tantas iniciativas para paliar esa herencia que nos dejaron, y que venía de cien por ciento y más en algunos casos, y que se metió hasta las estructuras, como una enfermedad cuando llega a los huesos […] Así ese problema de la inflación eso viene desde los huesos. Llegó a los huesos. Se convirtió en estructural”

Helena Carpio: Tras una campaña electoral que implicó el aumento del gasto público y elevó todavía más el déficit, Hugo Chávez fue reelecto presidente. Y su primer plan de medidas económicas de este nuevo periodo se basó, otra vez, en más controles.

Ángel Alayón: Y los controles siempre generan menos producción y más desabastecimiento. Si a eso se le suma la inyección de dinero creado por un Banco Central dispuesto a seguir financiando el déficit fiscal, sólo se obtiene un resultado: más y más inflación.

Helena Carpio: Aparte de la cantidad de dinero que circula en una economía, los precios también se ven afectados por la velocidad con la cual circula ese dinero y por la cantidad de bienes y servicios que se produzcan y estén disponibles para la compra.

Ángel Alayón: La velocidad de circulación del dinero está relacionada directamente con la confianza. Si la gente espera que los precios sigan aumentando, querrán gastar el dinero lo más rápido posible para poder comprar la mayor cantidad de bienes antes de que el dinero pierda valor. El aumento de la velocidad de circulación del dinero se traduce en que cada bolívar es utilizado más veces en un determinado período de tiempo.

Helena Carpio: El problema de la inflación no sólo es causado por la cantidad de dinero y la velocidad con la que el mismo circula. La disponibilidad de bienes también afecta. En Venezuela, durante este 2018, se produjo la mitad de bienes y servicios que en 2013.

Ángel Alayón: En la medida que se producen menos bienes y servicios en una economía, los precios se disparan. Esto es causado porque la misma cantidad de dinero está persiguiendo menos bienes y, en consecuencia, el precio de cada producto aumenta.

Helena Carpio: Luego de la muerte de Chávez en 2013, Nicolás Maduro llegó al poder. Cuatro años después, el financiamiento del déficit con dinero creado por el Banco Central no ha hecho otra cosa sino crecer. Desde 2013 hasta agosto de 2018, el financiamiento del Banco Central a las empresas estatales ha aumentado más de ochenta millones por ciento.

[Audio de archivo] “Tenemos que tomar, fíjense ustedes, en la carrera loca entre el trabajo, el salario y el capital; nosotros tuvimos que ir a la emisión de dinero para poder respaldar las misiones socialistas, la construcción de viviendas, para poder respaldar el sistema de bonos, de los carnets de la patria, para poder respaldar los aumentos bimensuales de salario…”

Helena Carpio: En noviembre de 2017, Venezuela alcanzó oficialmente al fenómeno hiperinflacionario.

Ángel Alayón: Repasemos el concepto: la hiperinflación es un tipo inusual de inflación que implica un aumento de los precios a niveles muy altos. Se considera que un país está en hiperinflación cuando los precios generales se aumentan al menos 50% de un mes a otro. Eso implica que los precios se duplican cada 51 días. Es una definición que acuñó el economista estadounidense Phillip Cagan en 1956.

Helena Carpio: Según las cifras de la Asamblea Nacional de la República, en noviembre de 2017 la inflación en el país alcanzó 57%. Eso convirtió a Venezuela en el segundo país en sufrir de hiperinflación en el siglo veintiuno.

Ángel Alayón: El único otro país que ha vivido condiciones similares durante este siglo es Zimbabue. En el país africano la hiperinflación llegó a registrarse en setenta y nueve mil seiscientos millones por ciento al mes en noviembre de 2008.

Helena Carpio: Sí, setenta y nueve mil seiscientos millones por ciento en un mes. Eso significa que en Zimbabue se duplicaban los precios cada 24 horas y media. Sin embargo, ésa no ha sido la hiperinflación más alta de la historia. En Hungría, durante 1946, la inflación en el mes de julio fue de cuarenta y un mil novecientos billones. Eso significa que los precios se duplicaban cada 15 horas. Sólo en ese año, la hiperinflación de Hungría fue de novecientos sesenta y tres cuatrillones por ciento. Estos números astronómicos nos recuerdan que cuando no se toman las medidas indicadas, el cielo es el límite.

Ángel Alayón: Desde 1973, en el mundo sólo se han registrado 57 episodios de hiperinflación. El de Nicaragua ha sido el de mayor duración: cuatro años y diez meses, desde el mes de junio de 1986 hasta marzo de 1991.

Helena Carpio: Durante las décadas de los ochenta y noventa, Perú, Bolivia, Argentina, Chile y Brasil también vivieron fenómenos hiperinflacionarios.

Ángel Alayón: Cada uno de esos casos demostró que la hiperinflación es un fenómeno devastador que requiere ser atendido con urgencia y con el adecuado instrumental de políticas. El conocimiento para derrotar la hiperinflación existe.

Helena Carpio: La principal consecuencia de la hiperinflación es el crecimiento súbito de la pobreza. Como nadie puede predecir el ritmo al que suben los precios, los ingresos en términos reales se rezagan y los ciudadanos pierden capacidad de compra.

Ángel Alayón: Como consecuencia de la pérdida del poder de compra, las cantidades demandadas disminuyen, al mismo tiempo que los costos crecen, y así se compromete la sostenibilidad económica y financiera de las empresas.

Helena Carpio: Los precios son más que un síntoma en la economía. Transmiten información sobre la escasez relativa de los bienes y guían la asignación de los recursos productivos de una economía.

Ángel Alayón: La hiperinflación destruye la calidad de la información que ofrecen los precios y genera ineficiencia en la asignación de los recursos. Las empresas empiezan a sufrir problemas con el flujo de caja y eso termina comprometiendo su viabilidad y afectando la creación de empleo.

Helena Carpio: En hiperinflación reaparecen viejos métodos de intercambio, como el trueque, y se tiende a exigir el pago de ciertos servicios en divisas, en lugar de la moneda afectada por la hiperinflación.

Ángel Alayón: La hiperinflación en Venezuela comenzó en noviembre de 2017. Ya se cumple un año de aquella entrada en un fenómeno que el mundo creía desaparecido. Cuando se escribió este guión, los precios aumentaban 4% cada día y se duplicaban cada 18 días.

Muy pocas hiperinflaciones han durado más que la venezolana. Durante los primeros once meses de la hiperinflación en Venezuela, los precios han aumentado casi un millón por cierto, según consultoras especializadas.

Soy Ángel Alayón.

Helena Carpio: Y Helena Carpio. Entra en Prodavinci.com y revisa el proyecto Economía venezolana: una discusión pública. Allí encontrarás otros podcasts, resultados de paneles de expertos, reseñas de foros sobre el tema y consensos.

CRÉDITOS

GUION: Willy McKey y Ángel Alayón
HOST: Ángel Alayón y Helena Carpio
CONCEPT: Ángel Alayón, Willy McKey, Giorgio Cunto, Salvador Benasayag, María Fernanda Callejón y Helena Carpio
POSPRODUCCIÓN, MÚSICA Y MEZCLA: Rafael Rico
Las referencias de todo el material de archivo e insumos musicales utilizados están a disposición de los interesados.

Licencia de Creative CommonsEsta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

noviembre
22

20 de noviembre de 2018 10:15 PM

Actualizado 20 de noviembre de 2018 10:23 PM

Malas noticias para Maduro: más de 40 países desconocerían su gobierno

Posted by: vene17836 Tags: There is no tags | Categories: Blog

noviembre
22

21 de noviembre de 2018 12:53 PM

Actualizado 21 de noviembre de 2018 01:54 PM

noviembre
9

El gobierno venezolano intenta desde hace dos meses traer de vuelta 14 toneladas de oro, las cuales se encuentran retenidas por las políticas del ente bancario contra el lavado de dinero

Caracas.- El Banco de Inglaterra habría denegado una solicitud del gobierno venezolano para repatriar 14 toneladas de oro resguardadas en sus bóvedas, equivalentes a 550 millones de dólares, informaron esta semana el diario The Times y  la agencia de noticias Reuters, según información publicada por La PatillaAmbos medios recibieron información de parte de dos fuentes anónimas que aseguran que el gobierno de Nicolás Maduro tendría ya dos meses procesando sin éxito la petición, debido a las medidas de prevención contra el lavado de capitales que maneja la institución, la cual además requirió al Ejecutivo una aclaratoria sobre el destino que tendrá dicho oro.

“Maduro puede confiscar el oro, que es propiedad del Estado, y venderlo para beneficio personal“, señaló la fuente al Times.

Igualmente, el proceso de repatriación presentaría fallas, ya que las embarcaciones dispuestas a traer los lingotes no cuentan con la garantía de una aseguradora adecuada. “Ellos buscan un seguro, pero el costo es demasiado elevado”, dijeron a Reuters.

Se entiende que los funcionarios británicos insistieron en que se tomen medidas estándar para prevenir el lavado de dinero, incluida la aclaratoria de las intenciones del gobierno venezolano para ese oro, afirma The Times

Existe la preocupación de que el señor Maduro pueda incautar el oro, que es propiedad del estado, y venderlo para beneficio personal, dijo el periódico inglés

El oro de Venezuela almacenado en el Banco de Inglaterra se usó como garantía hasta el año pasado, respaldando los préstamos de varios bancos del mundo, agregó The Times.

noviembre
9

La guerrilla colombiana actúa “a sus anchas” en territorio venezolano. Así lo reiteró el diputado de la Asamblea Nacional (AN), Américo De Grazia, quien precisó que el Ejército de Liberación Nacional (ELN), específicamente, opera en los municipios Sifontes y Cedeño del estado Bolívar.

En entrevista con la periodista Ibis León en el programa #ConLaLuz, transmitido por Efecto Cocuyo, el dirigente de la Causa Radical indicó que el mencionado grupo armado se moviliza “por toda la línea limítrofe con el Esequibo venezolano”, así como por “toda la zona aurífera por excelencia” del país.

De Grazia agregó que, en el caso del municipio Cedeño, hacen vida en los sectores de San Vicente de Paúl, donde están ubicadas las minas de diamantes, y en Parguaza, donde están los yacimientos de coltán de Parguaza, al sur de Caicara del Orinoco.

El parlamentario aseguró que en ese último sector opera la Wall Marketing “que tiene como beneficiario directo a Nicolás Maduro Guerra, conocido como Nicolacito“, el hijo del Presidente de la República. Extrae coltán para venderlo a ColombiaBrasil e incluso a Sidney, en Australia, según le revelaron los propios trabajadores de la empresa.

Sus objetivos

De Grazia indicó que para mantener su estructura y ejército, al ELN no le es suficiente “la extorsión, el secuestro o el cobro de vacunas“, sino que ahora se imponen tareas mayores como la minería y el narcotráfico, que desarrollan en el país.

Por otro lado, denunció que “el régimen de Maduro” le encomendó a los guerrilleros “sustituir al pranato que ellos mismos habían instalado en las minas”, porque estos últimos “no tienen disciplina fiscal” e incluso robaban materiales y ocasionaban guerras entre bandas.

“(Al Gobierno) les ha ido bien al entregarle el estado Amazonas al ELN y pretenden trasladarlos al estado Bolívar”, señaló.

Por último, indicó que el grupo armado tendría la misión de “defender a la revolución” en caso de ataques foráneos o alguna invasión extranjera.

Denuncias y amenazas

El parlamentario agradeció por las muestras de solidaridad recibidas frente al acoso del que han sido víctimas él y su compañero en la Causa R, Andrés Velásquez. Aseguró que el exdiputado por el estado Bolívar y su familia ya se encuentran en resguardo.

Respecto a las amenazas y amedrentamiento que ha recibido, indicó que sí siente miedo. “Es natural y no me avergüenza decirlo. Sin embargo, le tengo más miedo a Dios, a mi consciencia, a quedarme justamente inmóvil ante una situación como esta (…) Estamos haciendo lo que tenemos que hacer”, dijo.

Señaló que continuará denunciando las irregularidades que ocurren en el Arco Minero y reveló que el miércoles 7 de noviembre visitó, junto con otros diputados, la Embajada de Estados Unidos en Caracas y que continuará acudiendo a los consulados de Chile, Colombia, Argentina, España y “a todas las embajadas que sean posible y que nos atienda”.

Empresas básicas

El diputado señaló que las empresas básicas de Guyana “están absolutamente quebradas”. Mencionó que Ferrominera Orinoco dio ganancias “hasta 2006” y que el déficit era cubierto por la industria petrolera que, ahora, también está quebrada.

Agregó que la situación se repite con otras empresas como Minerven y Sidor, aunque agregó que tiene fe que podrían recuperarse si el Estado admitiera sus políticas erradas. Recordó que en el sector también hay un fuerte acoso y que “a manos de los pranes” han habido 159 homicidios o sicariatos contra el movimiento sindical.

Foto: Iván Ernesto Reyes – @IvanEReyes

UE prolonga sus sanciones a Venezuela otro año por “deterioro situación”

Posted by: vene17836 Tags: There is no tags | Categories: Blog

noviembre
8

06 de noviembre de 2018 09:04 AM

Almagro cree que hablar de diálogo en Venezuela es “absurdo”

Posted by: vene17836 Tags: There is no tags | Categories: Blog

noviembre
8

08 de noviembre de 2018 06:38 AM

Actualizado 1 hora 58 minutos

noviembre
8

El parlamentario dijo que el acoso a la casa del ex gobernador con tres camionetas del Sebin, donde se encuentra solo con su esposa y su hija, es la muestra de que “la narcodictadura de Maduro no acosa ni persigue al ELN pero cerca la residencia de Velásquez y su familia”

El diputado Americo De Grazia denunció este miércoles 7 de noviembre que la causa del asedio a la residencia del  exgobernador del estado Bolívar, Andrés Velásquez, registrado esta noche es haber develado la entrega del país a las mafias por parte del presidente Nicolás Maduro.

“Maduro no nos perdona develar la entrega del país al terrorismo, a las mafias, al Saqueo… por eso eso este momento @AndresVelasqz es objeto de cerco en su residencia con 3 vehículos del Sebin. Su “delito”? Defensa de Guayana”, escribió en un tuit.

Argumentó que el acoso a la casa de Velásquez con tres camionetas del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin), donde se encuentra solo con su esposa y su hija, es la muestra de que “la narcodictadura de Maduro no acosa ni persigue al ELN pero cerca la residencia de @AndresVelasqz  y su familia. Justo ahora en Cd Guayana. Les molesta que develemos su traición a la patria. Entregando nuestras riquezas y subordinándose al Terrorismo“.

Luego, mediante un video de 45 segundos difundido a través de sus redes sociales, el parlamentario aseguró que el mandatario venezolano, quien es conocido como “Nicolasito” en la zona, opera en las minas de coltán “con una empresa de maletín llamada Wall Marketing”.

“El mundo tiene que saber en manos de qué criminales está el régimen de Venezuela“, aseveró.

Desde horas de la tarde, Andrés Velásquez, Americo De Grazia y el partido La Causa R, han denunciado que unidades del Sebin rodean la casa del exgobernador de Bolívar, en Ciudad Guayana. De Grazia subrayó que “cualquier tragedia es responsabilidad exclusiva de #MaduroDictador”.

Venezuela Freedom