VENEZUELA – Todos los días en Venezuela, una madre llora por su hijo o un miembro de la familia que acaba de morir por desnutrición. Hay muchos niños que han perdido la vida porque los padres no tienen suficiente dinero para alimentarlos, o en el peor de los casos, algunos han decidido abandonarlos a su suerte. La crisis económica en Venezuela ha cobrado miles de vidas inocentes, especialmente los niños más vulnerables.

Venezuela Freedom