Este domingo 28 de febrero, el líder de Voluntad Popular, Leopoldo López, cumple cuatro años como preso político de la dictadura venezolana de Nicolás Maduro.

Lilian Tintori, su esposa, aseguró vía Twitter que, si bien el régimen chavista lo “encarceló ilegalmente” hace ya cuatro años, “no ha podido encarcelar sus ideas y proyectos para liberar a Venezuela y rescatarla de la crisis humanitaria”.

“Carabobo y todo el país sabe que él es inocente”, aseguró la activista por los derechos humanos.

Tintori también le dedicó unas emotivas palabras al líder opositor, quien desde mediados de 2017 cumple arresto domiciliario luego de haber sido trasladado desde la cárcel militar de Ramo Verde.

“Leopoldo, después de 4 años de sacrificio por la libertad de tu pueblo hoy te admiro y te quiero más, estoy segura que cada minuto de esta lucha ha valido la pena por nuestro País. Seguiré acompañándote con toda mi fuerza y mi amor hasta que juntos rescatemos a Venezuela ¡Te amo!”, apuntó Tintori, quien el pasado mes de enero dio a luz a Federica, su tercer hijo junto a López.

Por su parte, este domingo la coordinadora de Voluntad Popular de Valencia, Judith Suckerman, se refirió al arbitrario encarcelamiento del dirigente opositor.

La funcionaria sostuvo que López paga un injusto presidio “por el sacrificio que muchos dirigentes opositores venezolanos no tuvieron el valor de hacer”.

“Leopoldo es 100 veces más libre que aquel que negocia los derechos de los venezolanos; más libre que aquel que traiciona y se entiende con el régimen. Leopoldo es libre en cada lucha de los venezolanos”, agregó.

Suckerman también se refirió a los recientes dichos de la ex fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega Díaz, quien admitió haber sido presionada por Diosdado Cabello para culpar a López por las muertes de las manifestaciones de febrero de 2014.

“Aunque jamás  tendrá excusa, Luisa Ortega confesó que el mismo Diosdado Cabello la presionó para encarcelar a Leopoldo López. Eso evidencia el pánico que le tiene el gobierno de Nicolás Maduro a la templanza y al coraje de un hombre que sin duda alguna representa la bravura de un pueblo que grita libertad”, aseveró.

Cuatro años de injusticia

El 15 de febrero de 2014 el presidente Nicolás Maduro responsabilizó a Leopoldo López por la muerte de tres personas durante las manifestaciones que se habían desarrollado días antes. El 16, la Justicia chavista emitió una orden de captura contra el dirigente opositor, quien finalmente se entregó dos días después y fue llevado a Ramo Verde.

En abril, la Fiscalía acusó a López de daños a la propiedad, incendio y asociación para delinquir.

El 10 de septiembre de 2015, el líder de Voluntad Popular fue condenado a 13 años, 9 meses y 7 días de prisión. Recién el pasado 8 de julio de 2016, las autoridades le otorgaron el arresto domiciliario.